Midnight Therapia

La noche es nuestra primera puerta de entrada con la vida. Antes de vivir el día, conocemos a la noche. Incubado en la noche de las entrañas maternas, tejemos nuestras primeras relaciones con este misterioso espacio oscuro. Sella en nuestra memoria la encarnación de un espacio que protege y construye.
 
Posteriormente, mientras surcamos por el largo río de la vida, la noche revela su esencia. Un espacio de silencio; de paz encontrado después de los asaltos incesantes del día. Un momento de intimidad con uno mismo, un espacio de construcción de nuestras fantasías, un lugar de aventuras y sueños, un santuario de retiro con uno mismo. La noche es la llave de nuestra libertad interior.
 
Pero ten cuidado, su silencio engañoso puede liberar a las fieras de nuestros tormentos ya que estamos en este momento de relajación, expuestos a nuestra mayor fragilidad. Las fortalezas de nuestro super ego se disuelven en la oscuridad de la noche, nuestras defensas se hunden en un estado de somnolencia y los caballeros de nuestras ansiedades nos asaltan. Imperan nuestros temores. El teatro de nuestra vida se expresa en una cacofonía de nuestras voces internas. Nuestros tormentos se despliegan sobre la mesa de nuestra conciencia mientras empujan los límites de nuestro despertar. En esta soledad, la procesión de nuestras emociones cuece en un baño María de nuestras angustias. La opresión de la oscuridad de la noche se intensifica.
 
Incluso en la noche más oscura, como una flor de loto blanca que supera el espesor y el marasmo de los pantanos de los que nace, hay luz. Allí está la luna. Hace su aparición, de forma solemne, a horas muy tardía, como una marquesa que se hace esperar. Luce su traje dorada para endulzar la noche. Con su mirada curiosa te sonríe. Su esplendor te ilumina. Arroja luz sobre los elementos disruptivos que nos corroe. Emerge para hacer emerger la palabra.
 
Midnight Therapia es la noche en todo su esplendor envuelta en una flor de loto. Una matriz que construye y protege para reconectarte con tu esencia. Un espacio de sanación en el cual nos adentramos en la noche de tu interior para hallar respuestas; abandonamos con humildad la certeza de nuestros sentidos, toda racionalidad, modelos y puntos de referencias para acompañarte en la transformación, infundir silencio, recobrar una paz interior y transcender. Desanudamos contigo las mallas de las emociones para liberar en ti la palabra y darte un acceso privilegiado a la esencia de tu ser.